Adhesiones al BICING a: bicing.bsas@gmail.com

26 jul. 2007

Página/12 - 26/07/2007

Jueves, 26 de Julio de 2007

Una propuesta para que la ciudad marche sobre ruedas, dos ruedas

El diputado Failde presentó un proyecto para terminales de alquiler de bicicletas. Para retirarlas habrá que contar con una tarjeta magnética. Se usarán como transporte público.

/fotos//notas/na12fo10.jpg
Las bicis se retirarán en una terminal y serán usadas sólo para trasladarse a otra terminal.

Munido de su mochila deportiva, el joven se baja del ferrocarril Belgrano, rumbo a su trabajo. En lugar de dirigirse a la boca de subte, va junto a algunos otros trabajadores hacia un largo bicicletero repleto de bicis pintadas todas iguales y provistas por el gobierno. Con su tarjeta magnética, retira una y con ella llega hasta su oficina, no sin antes devolver el rodado. Un proyecto presentado ayer en la Legislatura porteña busca que esa imagen se transforme en realidad, ya que propone implementar en la ciudad un sistema de transporte público que utilice el alquiler de bicicletas como herramienta para descongestionar los medios tradicionales.

La idea ya fue llevada a cabo con éxito en varias ciudades de Europa y plantea la bicicleta como alternativa al subte, el colectivo o el tren. La propuesta consiste “en un servicio en el que los usuarios se presentan en una estación, retiran en alquiler una bicicleta, se dirigen a su destino y al llegar dejan el vehículo en alguna estación cercana”, explica el diputado porteño (Autonomía) Pablo Failde, autor del proyecto presentado ayer.

Para su funcionamiento, se instalarían grandes estacionamientos de bicicletas, por donde los usuarios deberían pasar a buscarlas y devolverlas. Como la función del sistema es sólo que estos vehículos se utilicen como transporte para conectar distintas zonas de la ciudad sin recurrir a los medios tradicionales, el alquiler sería por un tiempo limitado, dentro del cual el ciclista debería pedalear hasta su destino, y devolver el medio. Así, esa misma bici sería utilizada por varios usuarios cada día.

Además, señala Failde, también se debería llevar a cabo “un cambio en la cultura urbana”, ya que “en el espacio público, en la calle, hay un criterio que es de agresión y que hay que desterrar, para que todos los tipos de transporte puedan circular”.

Eso sí, desde el punto de vista estructural, la iniciativa conlleva varias reformas que se suman a la instalación de las estaciones de bicicletas en lugares estratégicos, como en los alrededores de terminales de tren. Entre ellas, adaptación de la señalización en las calles, para favorecer el tráfico integrado de las bicis, construcción de bicisendas y designación de determinadas calles para uso exclusivo de ciclistas, en determinados días y horarios. “No significaría una inversión grande por parte del Estado”, estima el diputado porteño.

En el proyecto de declaración presentado por Failde se prevé que quienes quieran acceder al servicio deban retirar una tarjeta magnética, encargada de permitir el acceso a las bicis. Para hacerse con la tarjetita, los potenciales usuarios tendrían que demostrar domicilio y dejar datos personales.

Para Failde, la puesta en marcha de esta iniciativa tendría un efecto complementario sobre los ciclistas que en la actualidad circulan por la ciudad. “Estarían más protegidos, más contenidos, porque con el aumento en la cantidad de bicis en la calle se empezaría a respetar más el lugar de los ciclistas. Además, se beneficiarían de los cambios estructurales necesarios para el bicing”, se ilusiona el legislador. “Además traería una mejoría en lo ambiental”, sostiene.

Una de las ciudades donde este sistema tuvo mejor acogida fue en Barcelona, España. Allí se puso en marcha en marzo del año pasado, momento a partir del cual, con 16 años cumplidos, se puede solicitar la tarjeta de abono al bicing, que tiene una extensión de un año. Esto se ve reflejado en el promedio diario de uso: entre 12 y 15 personas utilizan diariamente cada bici.

Allí, el éxito de la iniciativa superó todas las expectativas. Sus impulsores estimaban que durante el primer año llegarían a 15 mil afiliados, pero en tres meses les llegaron las solicitudes de 80 mil personas deseosas de empezar a pedalear hacia sus lugares de trabajo o estudio. Hoy hay 1500 bicicletas en 100 estaciones.

Informe: Eugenio Martínez Ruhl.

© www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Link de la Nota

No hay comentarios: