Adhesiones al BICING a: bicing.bsas@gmail.com

7 dic. 2007

El bicing es ley en la Ciudad de Buenos Aires

La Legislatura porteña aprobó esta noche por unanimidad el proyecto de Ley del diputado Pablo Failde (Convergencia FPV) que propone instalar un Sistema Público de Bicicletas (bicing) en la Ciudad de Buenos Aires.

"La aprobación del Sistema Público de Bicicletas (bicing) es un hecho auspicioso en la generación de una nueva cultura urbana repecho del peatón, del automovilista, del motociclista, y que incluya en su esquema la figura del ciclista", afirmó Failde y agregó: "Esta ley apunta a lograr una ciudad que promueva una calidad de vida saludable y sostenible que facilite la movilidad de todos los habitantes promoviendo el uso habitual como medio de locomoción".

"El Bicing es un Sistema de Transporte en Bicicleta que ha comenzado a implementarse con gran éxito en estos últimos años en varias ciudades europeas. Consiste en un servicio donde los usuarios se presentan en una estación, retiran en alquiler una bicicleta, se dirigen a su destino y al llegar dejan el vehículo en alguna estación cercana. Las terminales se ubican en lugares estratégicos para la conexión entre otros transportes: cerca de estaciones de subte, tren y playas de estacionamiento públicas, etc., logrando así una interconexión eficaz con todo el sistema urbano de transporte", según explica Failde en el desarrollo de los fundamentos del Proyecto.

LEY N° 2.586 - Texto sancionado por la Legislatura CABA

Buenos Aires, 6 de diciembre de 2007.

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires
sanciona con fuerza de Ley:

SISTEMA DE TRANSPORTE PÚBLICO DE BICICLETA PARA LA CIUDAD DE
BUENOS AIRES

Capítulo I
Del Sistema de Transporte Público de Bicicleta

Artículo 1° - Creación. Se crea el Sistema de Transporte Público de Bicicleta (TPB) en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires.
Artículo 2° - Definición. Se entiende por Transporte Público de Bicicleta (TPB) un sistema de transporte urbano compuesto por varias estaciones de distribución/estacionamiento de unidades de bicicletas ubicadas en lugares estratégicos de la Ciudad, dispuestas para su alquiler, con el fin de ser utilizadas para transportarse dentro del ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Artículo 3° - Objetivo. El sistema de Transporte Público de Bicicleta (TPB) tiene como objetivo promover el uso de la bicicleta como transporte saludable y respetuoso con el medio ambiente, y como método alternativo y complementario de transporte para reducir los niveles de congestión de tránsito.
Artículo 4° - Criterios generales. Los criterios que guiarán la adopción de medidas tendientes a implementar el Sistema de Transporte Público de Bicicleta deberán ser:
a) Imponer este sistema como transporte público alternativo. Abarcará acciones positivas tendientes a hacer de este servicio un complemento del sistema de transporte público y un modo alternativo de transporte que desincentive el uso del automóvil privado.
b) Mejorar el sistema integral de transporte urbano. Medidas destinadas a buscar soluciones para mejorar el flujo de pasajeros y resolver el problema del tránsito y de las congestiones vehiculares.
c) Incentivar una movilidad sustentable. La misma deberá incluir el concepto de movilidad urbana limpia protegiendo al medio ambiente de la contaminación. Asimismo, ésta debiera contribuir a la mejora de la salud y de la calidad de vida de los ciudadanos.
d) Garantizar el derecho a la movilidad, la integridad física y a la seguridad de las personas. Estos derechos se garantizan a través de políticas que ofrezcan mayores oportunidades de movilidad a todos y con la estructura suficiente para que el sistema sea seguro en su funcionamiento, procurando entre otras cosas una red segura de carriles y una concientización social que conlleve a aplicar y hacer cumplir la normativa vigente.
e) Promoción de espacios públicos de calidad. Esta es una de las metas a alcanzar en el desarrollo de una Ciudad que colabore con la mejora de la calidad de vida de sus habitantes.
f) Medidas globales. Esto implicará llevar adelante una visión integral, con políticas transectoriales, que articulen al mismo tiempo criterios ambientales, sociales, urbanos y de movilidad.
g) Emprender acciones conjuntas con organismos públicos, del sector privado y/u organizaciones no gubernamentales a fin de impulsar la dotación e infraestructura necesaria para la implementación, mantenimiento y desarrollo de los circuitos que se predeterminen, como así también recibir el financiamiento a través del aporte público o privado.
h) Fomentar y apoyar la iniciativa privada que contribuya a la promoción y explotación del Sistema de Transporte Público de Bicicleta y a la excelencia de los servicios.
i) Participar en el diseño de políticas de seguridad en protección del usuario del Transporte Público de Bicicleta.
j) Crear el Registro de Prestadores del Sistema de Transporte Público de Bicicleta.
Artículo 5° - Aplicación del Código de Tránsito y Transporte. Sin perjuicio de lo establecido en la presente ley, es de plena aplicación a este sistema lo establecido respecto de requisitos para vehículos, conductores y reglas de circulación para ciclorodados en el Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad de Buenos Aires.

Capítulo II
Características del Sistema de Transporte
Público de Bicicleta

Artículo 6° - Características del sistema. El Sistema de Transporte Público de Bicicleta (TPB) será un servicio accesible a todos aquellos que se registren como usuarios y que cumplan con los requisitos y las obligaciones para hacer uso del mismo.
Artículo 7° - Componentes. El Sistema de Transporte Público de Bicicleta estará compuesto por:
a) Estaciones de distribución/estacionamiento. Las mismas se ubicarán en lugares estratégicos de trasbordo, tales como: estaciones ferroviarias, terminales ferroviarias, de subterráneos, de ómnibus y fluviales, centros de trasbordo de transporte público, espacios verdes y recreativos, establecimientos educativos de todos los niveles, museos, polideportivos, clubes, entre otros.
b) Unidades de bicicletas. Cada estación de distribución contará con un mínimo de unidades de bicicletas para poner a disposición de los usuarios, la cuál variará según la demanda de la estación.
c) Centros de información/atención: los usuarios contarán con estos centros dispuestos en las estaciones de distribución y en lugares intermedios del recorrido. Los mismos tendrán como función ofrecer acceso a planos de ubicación de la red de estaciones de suministro, contar con teléfono para llamadas restringidas a servicios asistenciales, entre otras.
d) Señalización adecuada y distintiva: todo el Sistema de Señalización del Transporte Público de Bicicleta deberá ser distintivo y de fácil identificación.
Artículo 8° - Estaciones de distribución/estacionamiento. Son las instalaciones que se dispondrán a lo largo de la Ciudad, en lugares estratégicos y que deberán contar con la cantidad de unidades de bicicletas necesarias según la demanda, con lugares de estacionamiento con mecanismos de seguridad para impedir el robo o hurto de las mismas y con personal idóneo para la atención y el asesoramiento de los usuarios.
Artículo 9° - Bicicletas. Las unidades que integren la dotación de bicicletas de este sistema de transporte público deberán cumplir con los siguientes requisitos mínimos:
a) Uniformidad en el diseño.
b) Sistema de identificación alfanumérico particular.
c) Luces delanteras y traseras de dínamo.
d) Timbre.
e) Sistemas de frenos.
f) Bloqueo antirrobo.
g) Anclaje a los sistemas que se establezcan para estacionamiento en las estaciones de suministro/estacionamiento.
h) Un portaobjetos adecuado al tamaño de la bicicleta.
Al momento de gestionar el carnet de usuario establecido en el artículo 13 de la presente ley, se debe hacer entrega a quien lo requiera de un casco homologado o certificado, el cual queda a cargo del usuario y debe ser devuelto si se abandona el sistema. Además, en todas las estaciones de distribución/estacionamiento debe haber cascos disponibles para aquellos usuarios que no los posean.
Artículo 10 - Centros de atención al usuario. Estos centros de atención estarán distribuidos por la Ciudad entre los recorridos que separan a las principales estaciones de distribución/estacionamiento como cabinas con información y servicios disponibles para el usuario. Además contarán con mapas de la Ciudad de Buenos Aires, planos de ubicación de las estaciones de distribución/estacionamiento y de la red de carriles, acceso telefónico a servicio de reparación de averías e información, así como todo otro servicio anexo al sistema que fuese necesario.
Artículo 11 - Señalización adecuada. Todo el Sistema de Señalización del Transporte Público de Bicicleta (TPB) deberá ser uniforme y de características particulares, conforme a la normativa vigente en materia de tránsito y mobiliario urbano.

Capítulo III
De los usuarios

Artículo 12 - Usuarios. Se considera usuario del Transporte Público de Bicicletas (TPB) a toda persona física que haga uso de este medio, habiendo accedido al sistema tras la adquisición del carnet de usuario. Sin perjuicio de ello, otros ciclistas pueden utilizar los lugares de estacionamiento de las estaciones del sistema abonando el arancel que se establezca.
Artículo 13 - Carnet de usuario. El acceso al servicio de Transporte Público de Bicicleta (TPB) se concretará a través del pago de un abono y adquisición del carnet de usuario que será personal e intransferible. El mismo se tramitará según lo disponga la autoridad de aplicación y tendrá las características que ésta establezca.
Artículo 14 - Requisitos. Son requisitos para acceder al carnet de usuario:
a) Acreditar identidad y domicilio, mediante la presentación del Documento Nacional de Identidad.
b) Ser mayor de dieciocho (18) años. Sin perjuicio de ello, los menores de entre dieciséis (16) años y dieciséis (18) años, podrán adquirirlo previa autorización de sus padres o tutores.
c) Declarar tener capacidad física y psíquica para utilizar este sistema de transporte.
d) Abonar la tarifa correspondiente al abono mínimo, dentro de la cual se incluirá el porcentaje destinado para cubrir el seguro de responsabilidad civil.
Artículo 15 - Derechos del usuario: sin perjuicio de los establecidos en la Ley Nacional de Defensa del Consumidor N° 24.240, son derechos del usuario del TPB los siguientes:
a) Una vez adquirido el carnet de usuario, el titular tiene derecho a acceder al sistema en cualquiera de sus estaciones y hacer uso del servicio.
b) El usuario tiene derecho a ser informado de las características particulares del sistema y de su funcionamiento.
c) El usuario tiene el derecho de solicitar y recibir asistencia frente a averías o inconvenientes relacionados con el uso del servicio.
Artículo 16 - Obligaciones de los usuarios respecto del servicio:
a) Deben hacer uso de este servicio con la mayor diligencia exigible respecto al servicio en general, al tránsito y a los peatones.
b) Deben abonar la tarifa previa utilización del servicio.
c) Deben llevar siempre consigo su carnet de usuario.
d) Una vez activado el carnet de usuario, podrá retirar una bicicleta de cualquiera de las estaciones de distribución/estacionamiento.
e) Deben asumir la guarda y custodia de la bicicleta que retiran, quedando esta bajo la exclusiva responsabilidad del mismo hasta su devolución.
f) En caso de robo o hurto, el usuario deberá realizar la correspondiente denuncia policial y presentarla en alguna de las estaciones de suministro/estacionamiento.
g) Una vez utilizado el servicio, deberá devolver la unidad en la estación de distribución/estacionamiento más cercana a su destino.
Artículo 17 - Obligaciones de los usuarios respecto de la circulación:
a) Deben circular con las bicicletas exclusivamente dentro del ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
b) Sólo se podrán estacionar las bicicletas del sistema TPB en las estaciones de distribución/estacionamiento autorizadas a tal fin.
c) En todo momento deben respetar las reglas de circulación establecidas en el Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad.
d) El usuario debe viajar sin acompañantes en el vehículo.
Artículo 18 - Incumplimientos. A través de la reglamentación, el Poder Ejecutivo determinará las sanciones de las que serán susceptibles los usuarios que infrinjan alguna de estas obligaciones.

Capítulo IV
De la infraestructura

Artículo 19 - Obligación previa. Para implementar el sistema de TPB, se debe garantizar una infraestructura mínima, adecuada y segura para el buen funcionamiento de este transporte.
Artículo 20 - Sistema de red de carriles. La Ciudad implementará un sistema de red de carriles para bicicletas que interrelacione las principales áreas conflictivas y de origen/destino del tránsito existente y potencial de bicicletas.
Artículo 21 - El sistema de red de carriles estará conformado por carriles exclusivos o ciclovías, bicisendas, calles o carriles preferenciales. En todos los casos deben tener trazados y dimensiones de seguridad adecuados, única o doble circulación, iluminación, señalización y sistema de información al ciclista.
Artículo 22 - Requisitos de calidad de la infraestructura:
a) Los carriles destinados al uso de bicicleta estarán conformados por el mismo material que el resto de la calzada, incorporando las señalizaciones horizontales y verticales adecuadas y dotándolo de una división que lo separe del resto del tránsito.
b) Los carriles serán de sentido único o doble mano y podrán estar situados a ambos lados de la calzada.
c) Debe procurarse la mayor visibilidad en las intersecciones evitando maniobras inesperadas especialmente en los giros, dando prioridad al ciclista en las maniobras e incorporaciones y facilitando su visibilidad a los conductores de otros vehículos mediante la señalización correspondiente.
d) En el caso en que las bicisendas sean construidas sobre las aceras, la calidad del revestimiento ha de cumplir los requisitos necesarios para reducir los riesgos de caída.

Capítulo V
Programas de concientización

Artículo 23 - El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires debe poner en marcha los programas de capacitación y educación dispuestos por el Código de Tránsito y Transporte y por la Ley de Educación Vial N° 2.297.
Artículo 24 - Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo anterior, la autoridad de aplicación del Código de Tránsito y Transporte desarrollará programas de educación vial dirigidos especialmente a orientar y concientizar a automovilistas, conductores de transporte público, motociclistas, ciclistas y peatones en cuanto al uso responsable de la bicicleta. Asimismo, promoverá campañas de motivación para generar cambios de actitud y estrechar la cooperación entre conductores de otros vehículos, ciclistas y peatones.

Capítulo VI
Financiamiento

Artículo 25 - Los recursos para afrontar los gastos que demande el Sistema de Transporte Público de Bicicletas (TPB) podrán ser:
a) Los créditos presupuestarios asignados para cada ejercicio, que garantizan las etapas de ejecución y el mantenimiento del servicio.
b) Los aportes provenientes del Gobierno Nacional.
c) Los préstamos o aportes internacionales.
d) Los provenientes de disposiciones testamentarias y donaciones.
e) Los generados por el propio sistema, si los hubiere.
f) El canon obtenido por las concesiones que el Poder Ejecutivo otorgue en aplicación de las prescripciones de la presente ley, proveniente de entidades privadas, empresas y de particulares.
g) Todo otro recurso obtenido a los fines de la presente ley.

Capítulo VII
Autorizaciones al Poder Ejecutivo

Artículo 26 - Se autoriza al Poder Ejecutivo a firmar Convenios de Cooperación y gestionar créditos para la implementación de este Sistema.
Artículo 27 - El Poder Ejecutivo preferentemente prestará el servicio mediante la concesión del mismo, ya sea mediante procesos de licitación convocados al efecto, como a través de iniciativas privadas provenientes de particulares y empresas, y en tanto el plazo de concesión sea superior a los cinco (5) años.

Capítulo VIII
Reglamentación

Artículo 28 - El Poder Ejecutivo reglamentará la presente ley en el lapso de 180 días corridos de la fecha de su publicación.
Cláusula Transitoria: el Poder Ejecutivo, a través del organismo técnico que corresponda, en el plazo de ciento veinte (120) días corridos de publicada la presente, debe realizar estudios sobre las necesidades que conlleven la puesta en marcha del Sistema de Transporte Público de Bicicleta, a fin de evaluar la ubicación estratégica de las estaciones de suministro, la red de carriles ha construir para facilitar la circulación en este medio de transporte, los recorridos posibles entre estaciones de distribución/suministro, así como la cantidad de unidades de bicicletas necesarias para hacer frente a la posible demanda.
Artículo 29 - Comuníquese, etc. de Estrada - Bello

26 nov. 2007

La Legislatura porteña trata el bicing con el apoyo de los bloques mayoritarios

En la sesión de este jueves tendrá tratamiento el proyecto de Ley de creación del Transporte en bicicletas (bicing) del diputado Pablo Failde (Convergencia-FPV).

Luego de su aprobación en las Comisiones de Transito y transporte, Obras y servicios públicos y finalmente en Presupuesto, avalado por la firma de 20 diputados, entre ellos de los bloques mayoritarios kirchnerista, macrista y la coalición cívica, será tratado el bicing en el recinto porteño.

Una idea que propone una nueva cultura urbana donde los ejes centrales son el " respeto por los vecinos, la protección del medio ambiente y una mejor calidad de vida, este sistema es una verdadera herramienta para solucionar el problema del tránsito en la Ciudad", afirmó Pablo Failde, "acompañado con nuevas medidas que aseguren la compatibilidad entre el desarrollo urbanístico de Ciudad de Buenos Aires y el uso de la bicicleta como por ejemplo, la c reación de lugares de aparcamiento de bicicletas, proporcionar un acceso seguro y conveniente para las bicicletas a todas las partes de la comunidad mediante un mantenimiento y señalización adecuada de las calles, introducir criterios para favorecer el tráfico integrado de las bicicletas en los proyectos de urbanización y en la construcción de nuevas vías urbanas, implementar calles (o bicisendas) destinadas únicamente al tráfico ciclista, etc".

"El Bicing es un Sistema de Transporte en Bicicleta que ha comenzado a implementarse con gran éxito en estos últimos años en varias ciudades europeas. Consiste en un servicio donde los usuarios se presentan en una estación, retiran en alquiler una bicicleta, se dirigen a su destino y al llegar dejan el vehículo en alguna estación cercana. Las terminales se ubican en lugares estratégicos para la conexión entre otros transportes: cerca de estaciones de subte, tren y playas de estacionamiento públicas, etc., logrando así una interconexión eficaz con todo el sistema urbano de transporte", según explica Failde en el desarrollo de los fundamentos del Proyecto.

Finalmente el diputado kirchnerista dijo: "Diversos aspectos tales como la contaminación, la congestión, la seguridad vial, la accesibilidad, la inclusión social y el crecimiento económico, podrían ser resueltos en cierta medida con esta iniciativa. Además, la creciente urbanización y utilización del suelo está generando una demanda adicional de espacios públicos y oportunidades de recreo, y con ello de calidad de vida".

La Legislatura porteña trata el bicing con el apoyo de los bloques mayoritarios

En la sesión de este jueves 29/11, tendrá tratamiento el proyecto de Ley de creación del Transporte en bicicletas (Bicing) del diputado Pablo Failde (Convergencia).

Luego de su aprobación en las Comisiones de Transito y transporte, Obras y servicios públicos y finalmente en Presupuesto, avalado por la firma de 20 diputados, entre ellos de los bloques mayoritarios kirchnerista, macrista y la coalición cívica, será tratado el bicing en el recinto porteño.

Una idea que propone una nueva cultura urbana donde los ejes centrales son el " respeto por los vecinos, la protección del medio ambiente y una mejor calidad de vida, este sistema es una verdadera herramienta para solucionar el problema del tránsito en la Ciudad", afirmó Pablo Failde, "acompañado con nuevas medidas que aseguren la compatibilidad entre el desarrollo urbanístico de Ciudad de Buenos Aires y el uso de la bicicleta como por ejemplo, la c reación de lugares de aparcamiento de bicicletas, proporcionar un acceso seguro y conveniente para las bicicletas a todas las partes de la comunidad mediante un mantenimiento y señalización adecuada de las calles, introducir criterios para favorecer el tráfico integrado de las bicicletas en los proyectos de urbanización y en la construcción de nuevas vías urbanas, implementar calles (o bicisendas) destinadas únicamente al tráfico ciclista, etc".

"El Bicing es un Sistema de Transporte en Bicicleta que ha comenzado a implementarse con gran éxito en estos últimos años en varias ciudades europeas. Consiste en un servicio donde los usuarios se presentan en una estación, retiran en alquiler una bicicleta, se dirigen a su destino y al llegar dejan el vehículo en alguna estación cercana. Las terminales se ubican en lugares estratégicos para la conexión entre otros transportes: cerca de estaciones de subte, tren y playas de estacionamiento públicas, etc., logrando así una interconexión eficaz con todo el sistema urbano de transporte", según explica Failde en el desarrollo de los fundamentos del Proyecto.

Finalmente el diputado dijo: "Diversos aspectos tales como la contaminación, la congestión, la seguridad vial, la accesibilidad, la inclusión social y el crecimiento económico, podrían ser resueltos en cierta medida con esta iniciativa. Además, la creciente urbanización y utilización del suelo está generando una demanda adicional de espacios públicos y oportunidades de recreo, y con ello de calidad de vida".

1 nov. 2007

Por la ciudad, en bici

La Nación, 30/10/2007

Suplemento "Transporte y Logística"

(click sobre las imagenes para verlas mejor)






30 oct. 2007

¿Estamos listos para el bicing?

La Nación - 30/10/2007 - Link de nota


(click sobre la imagen para verlo mejor)

Pasado mañana, la Legislatura porteña tendrá en sus manos la posibilidad de sentar la piedra fundamental para la instalación de la cultura del bicing en la ciudad de Buenos Aires. Luego de haber recibido dictamen favorable en comisión, los diputados están en condiciones de tratar el proyecto de ley del kirchnerista Pedro Failde, que considera la creación del "sistema de transporte público de bicicleta".

En concreto, se trata de la apertura de mil terminales, distribuidas por toda la ciudad, donde los porteños podrán alquilar bicicletas con las que movilizarse entre sus domicilios y sus lugares de trabajo o cualquier otro punto. Se pretende, así, aliviar los constantes congestionamientos del tránsito e imponer un medio de transporte saludable y amigable con el medio ambiente.

El bicing es una práctica habitual en numerosas ciudades europeas, como Barcelona, París, Amsterdam, Lyon o Berlín, donde es común ver a profesionales de ambos sexos, impecablemente vestidos y con su casco de ciclista, movilizándose en sus silenciosas bicicletas por las ordenadas bicisendas. Hasta los turistas suelen disfrutar de tours bien organizados por agencias de viajes para conocer distintos rincones de la ciudad.

Los aspectos positivos de esta iniciativa son numerosos y su aprobación será, sin duda, un paso adelante en la búsqueda de una mejor calidad de vida. Pero ¿será una solución real para los trastornos vehiculares? ¿Contribuirá a aportar mayor seguridad vial? En definitiva, ¿tendrá aquí, una ciudad cada vez más latinoamericana y menos europea, el mismo efecto positivo que tuvo en Barcelona o en París?

La ciudad de Buenos Aires no cuenta casi con bicisendas, salvo en lugares específicos de esparcimiento. En Europa, éstas son diseñadas sobre la vereda y el peatón sabe que no debe interferir en ellas.

Aquí se las dibuja sobre la calzada, junto a donde circulan los colectivos, lo que ocasiona tanto un mayor riesgo para la seguridad de los ciclistas como supone la pérdida de un carril para el tránsito vehicular. Tampoco, a diferencia de lo que ocurre en otras partes del mundo, el transporte público cuenta con espacios especiales para que el ciclista pueda viajar con su bicicleta.

Pero si la ciudad no está preparada, nosotros probablemente tampoco lo estemos para el cambio que implica el bicing.

El principal motivo de nuestros problemas de tránsito es cultural. Manejamos mal porque no tenemos respeto por el otro y somos peligrosos porque preferimos no cumplir las normas si nadie nos ve. Somos malos conductores, pero también somos pésimos peatones y tan temerarios sobre cuatro ruedas como sobre dos.

En Buenos Aires no son pocos los ciclistas que creen que movilizarse en dos ruedas implica una informalidad que los dispensa de cumplir cualquier norma de tránsito, como respetar los semáforos, o de seguridad personal, como el uso del casco obligatorio o de luces.

No bastará con una buena ley para que nuestras calles sean más amigables. Es un gran primer paso, pero de un verdadero cambio cultural que nos convierta en mejores ciudadanos parecemos estar cada vez más lejos. Hasta aquí, lo que puede hacer un legislador. El resto depende de nosotros.

Por Javier Navia
jnavia@lanacion.com.ar


25 oct. 2007

La bici sirve para más que entrenar o competir

25/10/2007 - Link de la nota

No hace falta ser lector asiduo de El Depornauta para conocer los beneficios físicos de pedalear pero, como la otra cara de una misma moneda, también se trata de un medio de locomoción que colabora con el medioambiente porque no genera ruidos ni contamina y además combate la congestión vehicular. Convencidos de esto, la Comisión de Tránsito y Transporte porteña firmó este miércoles un despacho a favor de la sanción del proyecto de ley del diputado del bloque Convergencia, Pablo Failde, para crear un sistema de transporte público de bicicletas en la ciudad de Buenos Aires.

Exitoso en grandes urbes europeas como sucede en las calles españolas de Barcelona o el asfalto francés de Lyon o París, el popularmente denominado Bicing -o técnicamente Transporte Público de Biciletas (TPB)- consiste en instalar unas mil terminales en lugares estratégicos de la Capital Federal donde se puedan alquilar bicicletas para trasladarse hasta otro punto de la ciudad donde se devolverá el rodado en algunas de las terminales cercanas.

El bicing resultó eficaz en España y Francia. Acompañado por los legisladores Jorge San Martino de Recrear; Oscar Zago de Juntos por Buenos Aires y Florencia Polimeni de Guardapolvos Blancos, junto con las firmas de los legisladores Carlos Lo Guzzo, Diego Kravetz, Sebastián Gramajo, Carlos Araujo, Fernando Cantero, Silvia La Ruffa, Alejandro Rabinovich, Fernando Melillo, Fernando Caeiro, Facundo Di Filippo y Marcelo Godoy, esta iniciativa será debatida en alguna de las sesiones de la semana próxima que incluirán todo lo referente a una nueva señalización vial con calles y circuitos adaptados a este nuevo sistema de transporte.

Diputado Pablo Failde, impulsor de la bicicleta como medio de transporte en la ciudad de Buenos Aires “Queremos crear unas mil estaciones en lugares claves de Buenos Aires como terminales de micros, subtes; trenes, facultades y hospitales así la gente usa las bicicletas para llegar a su hogar; lugar de estudio o trabajo sin utilizar otro medio de transporte”, le explicó Failde a El Diario Digital de los Atletas. En su diálogo con nuestro editor Fernando Horowitz, el diputado afirmó que “la ubicación de las terminales y el costo del alquiler lo determinará el Poder Ejecutivo pero debería ser muy inferior a los setenta centavos que sale el boleto de subte para fomentar este nuevo sistema y desalentar los medios tradicionales y contaminantes”.

El bicing, nueva cultura ciudadanaCon 49 años y graduado en 1993 de licenciado en Ciencias Políticas en la Universidad del Salvador; docente universitario y actuación en la actividad privada como Jefe de Comercio Exterior de Pasa Petroquímica y Pittsburg S.A., este ex Secretario Parlamentario del Bloque ARI que encabezaba Lilita Carrió y del que se alejó ante las incorporaciones de Patricia Bullrich y Alfonso Prat-Gay, aseguró que “el bicing resultó eficaz en países como España y Francia y acá sería una respuesta ante la insuficiencias de la red de subtes y colectivos, crearía una nueva cultura urbana que favorecería a todos los vecinos de Buenos Aires”.

LA NACION - 25/10/2007

Proyecto legislativo

Instalarían terminales para usar bicicletas

Las piensan como transporte público

Jueves 25 de octubre de 2007 | Publicado en la Edición impresa

Link de la nota

Para mejorar el tránsito en la ciudad, la Legislatura porteña podría sancionar un proyecto de ley que permitirá instalar en lugares clave de la ciudad unas 1000 terminales en donde se puedan alquilar y dejar bicicletas.

El proyecto fue presentado por el diputado kirchnerista Pablo Faílde y ayer recibió dictamen favorable en la Comisión de Tránsito y Transporte de la Legislatura. Fuentes del área dijeron a LA NACION que el proyecto será tratado en el recinto en la sesión del jueves próximo.

La iniciativa, denominada bicing , tiende a desalentar la utilización del automóvil e incorpora la bicicleta como un medio de transporte público. "No se trata de un sistema nuevo. Su instrumentación ha tenido positivas repercusiones en importantes ciudades europeas cosmopolitas, tales como Barcelona, Lyon y, más recientemente, París", se explica en los fundamentos del proyecto.

La propuesta pretende instalar un servicio donde los usuarios se presenten en una terminal y puedan alquilar una bicicleta para dirigirse a su destino sin tener que utilizar ningún tipo de transporte público.

"La idea es crear unas 1000 terminales en puntos estratégicos de la ciudad, como facultades, hospitales y, lógicamente, terminales de ómnibus y estaciones de trenes. Con esto se busca que el usuario utilice el rodado no más de tres kilómetros para llegar a su trabajo o a cualquier destino, sin utilizar otro medio de transporte", dijo a LA NACION el diputado Faílde.

En la actualidad, entre 80.000 y 120.000 personas utilizan la bicicleta como medio de transporte en la Capital.

"Aquí la importancia de ejecutar una nueva modalidad de transporte resulta indispensable para superar las insuficiencias que tanto el subte como los colectivos presentan en la actualidad. Además, responde a la urgencia de crear una nueva cultura urbana que estimule el respeto por el peatón y el derecho al transporte y a la movilidad de todos los vecinos de la ciudad", añade el texto de la propuesta legislativa.

Según el diputado, la instrumentación de la ley correrá por parte del Poder Ejecutivo porteño, que deberá definir los puntos donde se colocarán las terminales. "Creemos que el costo de los alquileres de las bicicletas debe ser muy inferior al valor del pasaje del subte", comentó Faílde.

El proyecto también ordena al gobierno porteño que incorpore nueva señalización, adapte algunas calles e incluya trazados de bicisendas donde sea necesario para el desarrollo de este medio de transporte.

Jesús A. Cornejo

INFOBAE 25-10-2007

Jueves 25 de Octubre de 2007



La bicicleta, cerca de ser un nuevo transporte público




El proyecto de ley, que permitirá crear estaciones en donde alquilar y depositar estos vehículos en la Ciudad, recibió un dictamen favorable y será tratado en pocos días en el recinto. En qué consiste la iniciativa

El sistema denominado "bicing" consiste en implementar un nuevo servicio de transporte público de bicicletas que busca garantizar "el respeto por los vecinos, el cuidado del medio ambiente y una mejor calidad de vida".

La iniciativa consiste en un servicio donde los usuarios se presentan en una terminal, retiran en alquiler una bicicleta, se dirigen a su destino y al llegar dejan el vehículo en alguna estación cercana.



Además, la propuesta contempla que las terminales se ubiquen en lugares estratégicos para la conexión con estaciones de subte, tren y playas de estacionamiento públicas, entre otros nexos.

Según los fundamentos del proyecto, el sistema es una verdadera herramienta para solucionar el problema del tránsito porteño, que deberá ser acompañada por la creación de lugares de aparcamiento de bicicletas; mantenimiento, señalización y adaptación de calles, y trazado de bicisendas, entre otras medidas.

Fuentes de la comisión legislativa de Tránsito y Transporte informaron que el proyecto de Trasporte Público de Bicicletas, cuyo autor fue el diputado porteño Pablo Failde (Convergencia), recibió ayer el dictamen favorable y podría ser tratado en el recinto en las próximas dos semanas.

Sobre el proyecto, Failde explicó que promueve el bicing porque es "un sistema de transporte público en bicicleta que ha comenzado a implementarse con gran éxito en estos últimos años en varias ciudades europeas" que puede ser útil para los porteños.

14 oct. 2007

En París, un fenómeno cultural en dos ruedas

Cultura
Domingo 14 de Octubre de 2007

Por Juana Libedinsky
Para LA NACION

PARIS.- Después de festejar en Pizza Pino con "el muñeco" Gallardo a pocos metros -lo cual aumentó aún más la excitación de los muchachos de mi mesa en la tradicional pizzería de Champs Elysées donde se congregan los argentinos después de triunfos deportivos como el de los Pumas el domingo pasado-, necesitaba urgente un momento de heroína de Truffaut.

Por suerte ahora cualquiera -bueno, con un poco de imaginación- puede sentirse Jeanne Moreau andando en bicicleta por las calles de París como en las escenas más clásicas de Jules et Jim. El vélib, las bicicletas públicas de la ciudad, cuyo nombre es una mezcla de vélo (bicicleta) y liberté (libertad) ha devuelto a París la edad de oro del ciclismo urbano que Truffaut retrató en su film de 1962.

Y siendo Francia, naturalmente, la bicimanía se convirtió en un fenómeno cultural. Ya hubo un festival de cine (el "Paris Bike Film Festival") con películas en las que las dos ruedas son protagonistas. Siguieron exposiciones de arte como "Joy Ride", donde una veintena de artistas de vanguardia mostraron instalaciones, cuadros, fotos y esculturas alegóricas. El diseño industrial (de lujo, evidentemente) hizo eco con la bicicleta con cristales Swarovski presentada en la tienda cool/centro cultural Colette; en cuanto a la moda, basta entrar al Gucci de Avenue Montaige, para ver la bici que domina la sala y de la cual cuelgan los accesorios para el deporte más espectaculares (e igualmente caros) del universo.

Tan profundo caló el vélib que en los pocos meses desde su irrupción hasta afectó lo que los franceses más defienden de su cultura: el lenguaje. Por ejemplo, todos ya saben que es una vélibataire: una chica soltera (célibataire) muy sexy que usa su vélib para encontrar romance (la táctica más habitual es esperar al buen mozo de la fila y pedirle ayuda con el cajero automático que da tickets para sacar las bicis).

Lamentablemente, en mi único paseo, no logré parecerme ni a Jeanne Moreau ni a una vélibataire, sino más bien a alguno de los transpirados muchachos del Stade de France. No pierdo las esperanzas: mi vélib tenía una rueda pinchada. Quizás este domingo -con bicicleta sana y así menos esfuerzo-, si me gritan "Catherine", como la protagonista de Truffaut, hasta me dé vuelta.


http://www.lanacion.com.ar/cultura/nota.asp?nota_id=
LA NACION | 14.10.2007 | Página 20 | Cultura


Copyright 2007 SA LA NACION | Todos los derechos reservados

5 ago. 2007

Encuesta Clarin.com-D'Alessio IROL

(click sobre la imagen para verlo mejor)

Datos de Encuesta surgida a partir de nuestra propuesta del BICING, con casi 23.000 consultados.
Link del diario

30 jul. 2007

Lanzamiento del BICING en Buenos Aires



Una aproximación al BICING

• ¿Qué pasa con el tránsito en la Ciudad?
Congestión permanente, saturación de los medios de transportes públicos (ómnibus, subtes, trenes); desmedido incremento de uso del auto particular como medio de transporte. Todo esto agrava, no solo, la situación del tránsito urbano sino que además hace que se deteriore la calidad de vida de todos los vecinos.

• ¿Hay otra alternativa creativa y de bajo costo?
Sí. Una ciudad con muchas bicicletas, con bicicletas en uso todos los días, permitiendo una ciudad más limpia, fluida, más amable y mucho más hermosa.

• ¿Qué es el BICING?
Es un Sistema de Transporte Público de Bicicleta (TPB) para la Ciudad. Muy simple: los usuarios se presentan en una estación, retiran una bicicleta, se dirigen a su destino y al llegar, dejan el vehículo en alguna estación cercana a su trabajo o lugar de estudio.

• ¿Cómo se transitará en la Ciudad?
Hay que señalizar adecuadamente las calles, favorecer el tránsito integrado, mantener las bicisendas y ciclovías e incorporar otras.

• ¿Por qué es bueno este Sistema?
Proteje el medio ambiente, resuelve la congestión, aporta a la seguridad vial y a la accesibilidad, ayuda a la inclusión social y al crecimiento económico. Este sistema ya se está utilizando en Barcelona, Oslo, Paris, Lyon y se está estudiando en varias ciudades de América Latina.

• ¿Cómo se puede apoyar esta iniciativa?
Adherí al Proyecto del Sistema de Transporte Público de Bicicleta del Diputado Pablo Failde en la bicicleterías de la Ciudad o enviando un mail a:

Proyecto de Ley (Exp. 1689-D-2007)

PROYECTO DE LEY PRESENTADO EL 27 DE JULIO DE 2007

SISTEMA DE
TRANSPORTE PÚBLICO DE BICICLETA
PARA LA CIUDAD DE BUENOS AIRES


Titulo I Del Sistema de Transporte Público de Bicicleta

Artículo 1°.- Creación. Crease el Sistema de Transporte Público de Bicicleta (TPB) en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires.

Artículo 2º.- Definición. Se entiende por Transporte Público de Bicicleta (TPB) un sistema de transporte urbano compuesto por varias estaciones de distribución/estacionamiento de unidades de bicicletas ubicadas en lugares estratégicos de la ciudad, dispuestas para su alquiler, con el fin de ser utilizadas para transportarse dentro del ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Artículo 3°.- Objetivo. El sistema de Transporte Público de Bicicleta (TPB) tiene como objetivo promover el uso de la bicicleta como transporte saludable y respetuoso con el medio ambiente, y como método alternativo y complementario de transporte para reducir los niveles de congestión de tránsito.

Artículo 4º.- Criterios Generales. Los criterios que guiarán la adopción de medidas tendientes a implementar el sistema de Transporte Público de Bicicleta TPB deberán ser:
a) Imponer este sistema como transporte público alternativo. Abarcará acciones positivas tendientes a hacer, de este servicio, un complemento del sistema de transporte público, y un modo alternativo de transporte que desincentive el uso del automóvil privado

b) Mejorar el sistema integral de transporte urbano. Medidas destinadas a buscar soluciones para mejorar el flujo de pasajeros y resolver el problema del tránsito y de las congestiones vehiculares.

c) Incentivar una movilidad sustentable. La misma deberá incluir el concepto de movilidad urbana limpia protegiendo al medio ambiente de la contaminación. Asimismo, ésta debiera contribuir a la mejora de la salud y de la calidad de vida de los ciudadanos.

d) Garantizar el derecho a la movilidad, la integridad física y a la seguridad de las personas. Estos derechos se garantizan a través de políticas que ofrezcan mayores oportunidades de movilidad a todos, y con la estructura suficiente para que el sistema sea seguro en su funcionamiento, procurando entre otras cosas una red segura de carriles y una concientización social que conlleve a aplicar y hacer cumplir la normativa vigente.

e) Promoción de espacios públicos de calidad. Esta es una de las metas a alcanzar en el desarrollo de una Ciudad que colabore con la mejora de la calidad de vida de sus habitantes.

f) Medidas globales. Esto implicará llevar a delante una visión integral, con políticas transectoriales, que articulen al mismo tiempo criterios ambientales, sociales, urbanos, y de movilidad.



Titulo II Características del Sistema de Transporte Público de Bicicleta

Artículo 5º.- Características del sistema. El sistema de Transporte Público de Bicicleta, será un servicio accesible a todos aquellos que se registren como usuarios y que cumplan con los requisitos y las obligaciones para hacer uso del mismo.


Artículo 6º.- Componentes. El Sistema de Transporte Público de Bicicleta TPB estará compuesto por:

1) Estaciones de Distribución/Estacionamiento. La mismas se ubicarán en lugares estratégicos de trasbordo, tales como: Estaciones de ferroviarias, Terminales (ferroviarias, de líneas subterráneas, ómnibus y fluviales), Centros de Trasbordo de transporte público, espacios verdes y recreativos, Universidades, Establecimientos educativos, Museos, Polideportivos, Clubes, entre otras.
2) Unidades de bicicletas. Cada estación de Distribución contará con un mínimo de unidades de bicicletas para poner a disposición de los usuarios, la cuál variará según la demanda de la estación.
3) Centros de información/atención: Los usuarios contarán con estos centros dispuestos en lugares intermedios del recorrido entre las estaciones de suministro. Los mismos tendrán como función ofrecer acceso a planos de ubicación de la red de estaciones de suministro, contar con teléfono para llamadas restringidas a servicios asistenciales, entre otras.
4) Señalización adecuada y distintiva: Todo el sistema de señalización del Transporte público de Bicicleta deberá ser distintivo, y de fácil identificación.

Artículo 7º.- Estaciones de Distribución/Estacionamiento. Son las instalaciones que se dispondrán a lo largo de la ciudad, en lugares estratégicos, y que deberán contar con la cantidad de unidades de bicicletas necesarias según la demanda, así como lugares de estacionamiento con mecanismos de seguridad para impedir el robo o hurto de las mismas, personal idóneo para la atención y el asesoramiento de los usuarios, entre otras.

Artículo 8º.- Bicicletas. Las unidades que integren la dotación de bicicletas de este sistema de transporte público, deberán cumplir con los siguientes requisitos mínimos:

Uniformidad en el diseño.
Sistema de identificación particular.
Cambios de 3 (tres) velocidades.
Luces delanteras y traseras de dinamo.
Timbre.
Sistemas de frenos.
Bloqueo antirrobo.
Anclaje a los sistemas de estacionamientos de las Estaciones de Suministro/Estacionamiento.

Artículo 9º.- Centros de Atención al usuario. Estos centros de atención estarán distribuidos por la ciudad y entre los recorridos que separan a las principales estaciones de distribución/estacionamiento, como cabinas con información y servicios disponibles para el usuario. Además contarán con mapas de la ciudad de Buenos Aires y planos de ubicación de las estaciones de distribución/estacionamiento y de la red de carriles, acceso telefónico a servicio de reparación de averías e información, así como todo otro servicio anexo al sistema que fuese necesario.

Artículo 10º.- Señalización Adecuada. Todo el sistema de señalización del Transporte Público de Bicicleta (TPB), deberá ser uniforme y contar con una señalización propia y características particulares, conforme a la normativa vigente en materia de tránsito y mobiliario urbano. Esto implicará entre otras cosas, la similitud entre los distintos componentes del sistema así como su diseño.


Titulo III De los Usuarios

Artículo 11º.- Usuario. Se considera usuario del Transporte Público de Bicicletas (TPB) a toda persona física que haga uso de este medio, habiendo accedido al sistema tras la adquisición del carnet de usuario.

Articulo 12º.- Carnet de usuario. El acceso al servicio de Transporte Público de Bicicleta (TPB) se concretará a través del pago de un abono y adquisición del carnet de usuario que será personal e intransferible. El mismo se tramitará según lo disponga la autoridad de aplicación.

Articulo 13º. Requisitos. Son requisitos para acceder al carnet de usuario:

Acreditar identidad y domicilio, mediante la presentación del Documento Nacional de Identidad.
Ser mayor de 18 años. Sin embargo, los menores de entre 16 años y 18 años, podrán adquirirlo previa autorización de sus padres o tutores.
Declarar tener capacidad física y psíquica para utilizar este sistema de transporte.
Abonar la suma de la tarifa correspondiente al abono mínimo, dentro de la cual se incluirá el porcentaje destinado para cubrir el seguro de responsabilidad civil.


Artículo 14º.- Derechos del Usuario:

Una vez adquirido el carnet de usuario, el titular tiene derecho a acceder al sistema en cualquiera de sus estaciones y hacer uso del servicio.
El usuario tiene derecho a ser informado de las características particulares del sistema y de su funcionamiento.
El usuario tiene el derecho de solicitar y recibir asistencia frente a averías o inconvenientes relacionados con el uso del servicio.


Artículo 15º.- Obligaciones del usuario:

Obligaciones de uso:

El usuario deberá cumplir con las obligaciones que le imponga el prestador del servicio;
Deberá hacer uso de este servicio con la mayor diligencia exigible respecto al servicio en general, al tránsito y a los peatones;
El usuario deberá abonar previa utilización del servicio;
El usuario deberá llevar siempre consigo su carnet;
El usuario asume la guarda y custodia de la bicicleta que retira, quedando bajo la exclusiva responsabilidad del Usuario hasta su devolución;
El usuario sólo podrá estacionar las bicicletas del sistema TPB en las estaciones de distribución/estacionamiento autorizadas a tal fin;
En caso de robo o hurto, el usuario deberá realizar la correspondiente denuncia policial y presentarla en alguna de las estaciones de suministro/estacionamiento;
Una vez utilizado el servicio, deberá devolver la unidad en la estación de distribución/estacionamiento más cercana a su destino;


Obligaciones de Circulación:
El usuario deberá circular con las bicicletas exclusivamente dentro del ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires;
Una vez activado el carnet de usuario, podrá retirar una bicicleta de alguna de las estaciones de distribución/estacionamiento;
En todo momento deberá respetar la normativa de tránsito vigente;
El usuario debe viajar sólo. No está permitido el transporte de acompañantes;

Artículo 16º.- Incumplimientos. A través de la reglamentación el Poder Ejecutivo determinará las sanciones de las que serán susceptibles los usuarios que infrinjan alguna de estas obligaciones.



Titulo IV. De la Infraestructura


Artículo 17º.- Obligación previas. Para implementar el sistema de transporte público de bicicletas, se deberá garantizar una infraestructura mínima, adecuada y segura para el buen funcionamiento de este transporte.

Artículo 18 º.- Sistema de red de carriles. La Ciudad implementará un sistema de red de carriles para bicicletas que interrelacione las principales áreas conflictivas y de origen/destino del tránsito existente y potencial de bicicletas.

Artículo 19º.- El sistema de Red de Carriles estará conformado por:

a) Carriles exclusivos o ciclovías,
b) Bicisendas, carriles y calles preferenciales.

Ambos con trazados y dimensiones de seguridad adecuados, única o doble circulación, iluminación, señalización y sistema de información al ciclista.

Artículo 20º.- Requisitos de calidad de la Infraestructura:

Los carriles destinados al uso de bicicleta estarán formado por el mismo asfalto que el resto de la calzada, incorporando las señalizaciones horizontales y verticales adecuadas y dotándolo de una división que lo separe del resto del tráfico.
Los carriles serán de sentido único, o doble mano y podrán estar situados a ambos lados de la calzada.
Claridad en las intersecciones evitando el factor “sorpresa” en giros, dando prioridad al ciclista en las maniobras e incorporaciones y facilitando su visibilidad a los conductores, mediante la señalización correspondiente según la normativa vigente en materia de Tránsito.
En el caso en que las bicisendas sean construidas sobre las aceras, la calidad del revestimiento ha de cumplir los requisitos necesarios para reducir los riesgos de caída.


Titulo V. Programas de Concientización

Artículo 21º.- El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires deberá poner en marcha los programas de capacitación y educación dispuestos por el código de tránsito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y por la Ley de Educación vial 2.297 de la C.AB.A.

Artículo 22º.- Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo anterior, el área del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires con competencia en materia de Transporte y Tránsito desarrollará programas de educación vial, dirigidos especialmente a orientar y concientizar a automovilistas, conductores de transporte público, motociclistas, ciclistas y peatones en cuanto al uso responsable de la bicicleta. Asimismo, promoverá campañas de motivación para generar cambios de actitud y estrechar la cooperación entre conductores, ciclistas y peatones.


Titulo VI. Autoridad de Aplicación

Artículo 23º.- Autoridad de aplicación. La autoridad de aplicación de la presente ley será la Subsecretaria de Transporte y Transporte del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, o el organismo pertinente de conformidad con la Ley de Ministerios.


Titulo VII. Financiamiento

Artículo 24º.- Los recursos del presupuesto del sistema de Transporte Público de Bicicletas (TPB) podrán ser:

1. Los créditos presupuestarios asignados para cada ejercicio, que garantizan las etapas de ejecución y el mantenimiento del servicio;
2. Los aportes provenientes del Gobierno Nacional;
3. Los préstamos o aportes internacionales;
4. Los provenientes de disposiciones testamentarias y donaciones.


Título VIII. Autorizaciones al Poder Ejecutivo

Artículo 25º.- Se autoriza al poder Ejecutivo a firmar Convenios de Cooperación y gestionar créditos para la implementación de la presente ley.

Artículo 26º.- El Poder Ejecutivo preferentemente prestará el servicio por administración. En caso de imposibilidad, y mediante razón fundada, podrá concesionar el servicio por plazo, siempre que el plazo de concesión sea superior a los 5 (cinco) años.

Titulo IX. Reglamentación

Artículo 27º.- El Poder Ejecutivo reglamentará la presente ley en el lapso de 240 días de sancionada la presente.

Artículo 28º.- Comuníquese, etc..-


Claúsulas Tránsitorias

Cláusula Transitoria Primera.- El Poder Ejecutivo deberá, en el plazo de 120 días de sancionada la presente, realizar estudios sobre las necesidades que conlleven la puesta en marcha del sistema de Transporte Público de Bicicleta (TPB), a fin de evaluar la ubicación estratégica de las estaciones de suministro, la red de carriles ha construir para facilitar la circulación en este medio de transporte, los recorridos posibles entre estaciones de Distribución/suministro, así como la cantidad de unidades de bicicletas necesarias para hacer frente a la posible demanda.-



FUNDAMENTOS


Sr. Presidente:

Este Sistema de Transporte Público de Bicicleta para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires surge con la pretensión de ser un instrumento útil para favorecer la movilidad sostenible de los habitantes, constituyendo un complemento y/o alternativa a los medios de transporte públicos y reduciendo la congestión que sufre nuestra Ciudad cotidianamente, por el uso excesivo de vehículos.

No se trata de un sistema nuevo. Su implementación ha tenido positivas repercusiones en importantes ciudades europeas cosmopolitas, tales como Barcelona, Lyon y más recientemente París. Entendiendo que se trata de dos continentes distintos, se hace necesaria una implementación alternativa especifica que atienda las necesidades propias, que claramente, difieren de las europeas. Aquí la importancia de ejecutar una nueva modalidad de transporte resulta indispensable para superar las insuficiencias que, tanto el subte como los colectivos, presentan en la actualidad.

Responde además, a la urgencia de crear una nueva cultura urbana que estimule el respeto por el peatón y el derecho al transporte y a la movilidad de todos los vecinos de la Ciudad.

Numerosos estudios señalan que aumentar el número de usuarios de bicicletas en la calle mejora la seguridad ciclista.

Una ciudad con muchas bicicletas, con bicicletas en uso todos los días, es una ciudad más limpia, fluida, más amable y mucho más hermosa que una ciudad agobiada por un uso excesivo e innecesario del automóvil.

En el marco de la actual evolución urbanística de la Ciudad y las oportunidades estratégicas que ello supone, y con la pretensión de ser un instrumento útil en favorecer la movilidad sostenible de los miembros de su comunidad, promuevo el uso de la bicicleta como transporte saludable y respetuoso con el medio ambiente. Esto, además, presupone la adopción de medidas que permitan conseguir una red eficiente de interconexión entre el domicilio de los usuarios y las principales área estratégicas.

Su incentivo conlleva, asimismo, un efecto de transformación de la conciencia urbana y del espacio público, que propicia el florecimiento y fortalecimiento de una Ciudad integrada.

Las iniciativas de este tipo, generan efectos en cadena, creando múltiples beneficios. El uso del espacio por la bicicleta es mucho menor que el usado por el automóvil: el área requerida para una bicicleta estacionada es 10 veces menor al de un automóvil. De esta manera, la circulación en bicicleta podría mantener fluido el tráfico y prevenir o reducir la congestión. También se utiliza mucho más eficientemente la infraestructura vial y de estacionamientos (el aporte a la congestión vial de una bicicleta es del 5% de la de un automóvil motorizado). La bicicleta es una amenaza notoriamente menor para los demás, en términos de seguridad vial, lo cual reduce los terribles daños sociales e individuales de los accidentes de tránsito. Además, el uso de la bicicleta mejora el entorno urbano donde vive la gente, y potencia la calidad de los espacios públicos, porque al usuario de bicicletas no le gusta el ruido, ni la contaminación.

El uso de la bicicleta es una opción personal, que ofrece una forma de movilidad flexible, con independencia y libertad. Por otro lado, es mucho más barata en su adquisición, uso y mantenimiento. Está demostrado que en grandes zonas urbanas los tiempos de desplazamiento en bicicleta son más bajos que cualquier otro medio de transporte para distancias de hasta 15 kilómetros. Asimismo, está vinculado el uso de la bicicleta con mejoras en la salud física y mental, reducción de riesgo de enfermedades como la obesidad y la diabetes, así como de infartos. El uso de la bicicleta por sí sola eleva la esperanza de vida promedio en 1 a 2 años, además de mejorar sustancialmente la calidad de vida.

Desde hace años la percepción de la sociedad está cambiando con respecto a la organización de los sistemas de movilidad urbana y se busca proyectar un concepto de movilidad urbana inteligente. Hoy, nadie discute la conveniencia del fomento del transporte público, como tampoco es discutible la promoción de los transportes no motorizados (como el peatón y la bicicleta) en integración con los sistemas tradicionales. Así, la complementariedad para satisfacer las necesidades de movilidad y accesibilidad a éstos, sólo es posible si se implementan políticas públicas integradas y transectoriales que articulen criterios ambientales, sociales, urbanos y de movilidad.

En el lento proceso de cambio del transporte público urbano que estamos atravesando, debemos comenzar a tomar medidas abarcativas, porque aún siendo lento se van dando pasos hacia delante. La bicicleta ha estado considerada, hasta ahora como un elemento de recreación. Sin embargo, esta propuesta va mucho más allá, e incentiva a adoptarla, esta vez, como verdadero medio de transporte integrándola en la movilidad urbana.

La Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires dispone en su artículo 27 que la Ciudad desarrollará en forma indelegable una política de planeamiento y gestión del ambiente urbano, integrada a las políticas de desarrollo económico, social y cultural, que contemple su inserción en el área metropolitana. Asimismo, deberá instrumentar un proceso de ordenamiento territorial y ambiental participativo que promueva entre otras cosas la seguridad vial y peatonal, la calidad atmosférica y la eficiencia energética en el tránsito y en el transporte.

Esta comprobado que este sistema funciona en varias y grandes ciudades cosmopolitas europeas. Y es innegable que es la nueva tendencia mundial. Podemos adaptarla a las necesidades propias de la Ciudad Buenos Aires, y desarrollar un sistema que contemple las características particulares de nuestra problemática de tránsito vehicular.

El funcionamiento del servicio que promovemos es simple: los usuarios se presentan en una estación, retiran una bicicleta, se dirigen a su destino y al llegar dejan el vehículo en alguna estación cercana. Éstas terminales se ubicaran en lugares estratégicos para la conexión entre otros transportes: cerca de estaciones de subte, trenes y playas de estacionamiento públicas, etc., logrando así una interconexión eficaz con todo el sistema urbano de transporte.

El apoyo decidido a la bicicleta es una apuesta política cuyos resultados no se ven de forma inmediata. Sin embargo, pensamos que es posible introducir medidas sensatas y de bajo coste que produzcan resultados concretos, para avanzar en una completa reorganización del transporte urbano. Además, este tipo de políticas colaborarían con la construcción de una nueva cultura urbana, en donde los ejes centrales sean el respeto por nuestros vecinos, la protección del medio ambiente, una mejor calidad de vida, entre otras.
Diversos aspectos tales como la contaminación, la congestión, la seguridad vial, la accesibilidad, la inclusión social y el crecimiento económico, podrían ser resueltos en cierta medida con esta iniciativa. Además, la creciente urbanización y utilización del suelo está generando una demanda adicional de espacios públicos y oportunidades de recreo, y con ello de calidad de vida.
Las nuevas políticas, planes, normas y programas que se adopten de ahora en mas, deberán ser actualizados y vanguardistas para aprovechar cualquier oportunidad de crear una comunidad más amigable y para crear y regular leyes de tráfico para mejorar la seguridad y la comodidad de todos los vecinos.
Creemos que la intención está presente, pero pareciera que nadie se atreviera o supiera poner en marcha medidas concretas de implantación y directrices específicamente localizadas en el tiempo y en el espacio, más allá de esporádicas bicisendas de uso lúdico y deportivo como única medida de promoción.
Debemos desplazar el eje del razonamiento y reconocer en la bicicleta un medio de transporte al mismo nivel que cualquier otro y, sobre todo, potencialmente accesible a todo tipo de público, independientemente de la edad, de su sexo o de su ocupación o categoría profesional.
La Ciudad de Buenos Aires se encuentra en un momento crítico de su desarrollo como ciudad en medio del crecimiento urbanístico que se está produciendo.

Por todo lo expuesto, solicito la aprobación del presente proyecto de Ley.-

29 jul. 2007

Noticias.net - 29/07/2007









Los porteños apuestan por las bicis
Se juntan adhesiones para la creación de un sistema de alquiler de bicicletas.

Buenos Aires. Una campaña para recibir adhesiones de aquellos habitantes de la Capital Federal y alrededores que estén interesados en la creación de un sistema de alquiler de bicicletas fue lanzado en distintos lugares este fin de semana.

La idea es que aquellos ciclistas, asociaciones civiles y vecinos de la ciudad que estén a favor de la creación de la Ley del Transporte Público de bicicletas lo dejen establecido con su firma.

La apuesta por el "Bicing", como es conocida mundialmente esta modalidad, está a cargo del diputado porteño Pablo Failde (Autonomía con Igualdad), miembro de la comisiones de Tránsito y Transporte y Ecología, quien habitualmente concurre a la Legislatura en bicicleta.

La firma de petitorios se realizará en las distintas bicicleterías de la Ciudad de Buenos Aires, y los interesados pueden encontrar más información en www.bicingbsas.blogspot.com o enviando un mail a bicing.bsas@gmail.com.

Este novedoso sistema de alquiler de bicicletas servirá para movilizarse de un punto a otro de la urbe, si es que prospera un proyecto presentado en la Legislatura porteña.

Esta modalidad consiste "en brindar un servicio donde los usuarios se presenten en una estación, retiren en alquiler una bicicleta, se puedan dirigir a su destino y al llegar dejen el vehículo en una estación cercana".

La idea se ha implementado con gran éxito durante los últimos años en varias ciudades europeas importantes, como Barcelona, España, donde se inició en marzo pasado y ya tiene alrededor de 80 mil clientes.

"Las terminales se ubican en lugares estratégicos para la conexión entre otros transportes: cerca de estaciones de subte, tren y playas de estacionamiento públicas. De esta manera se logra una interconexión eficaz con todo el sistema urbano de transporte", según explicó Failde en el desarrollo de los fundamentos del proyecto.

Además, este sistema es una verdadera herramienta para solucionar el problema del tránsito en la Ciudad, acompañado con nuevas medidas que aseguren la compatibilidad entre el desarrollo urbanístico de la Ciudad de Buenos Aires y el uso de la bicicleta.

"Diversos aspectos tales como la contaminación, la congestión, la seguridad vial, la accesibilidad, la inclusión social y el crecimiento económico podrían ser resueltos en cierta medida con esta iniciativa", indicó Failde.

Diario Popular - 29/07/2007


Diario Popular
Nota - Política - Pág. 6 - 29/07/2007

¿20.000 bicicletas para descongestionar el tránsito?


El diputado de la Ciudad de Buenos Aires por Autonomía Porteña e integrante de la Comisión de Tránsito Pablo Failde explicó en el programa que el periodista Paulino Rodríguez conduce por Radio Rivadavia su propuesta para que en la Capital Federal se implemente un sistema de transporte público que utilice el alquiler de bicicletas como herramienta para descongestionar el tránsito.

PF: Calculo que en dos años debería haber unas 20.000 bicicletas circulando por la Ciudad de Buenos Aires y mil quinientos estacionamientos...

PR: ¿Cómo serían esas bicicletas?

PF: Por lo menos los diseños que he visto en Europa son con tres cambios, faro delantero y faro trasero... Una especie de Mountain Bike.

PR: ¿Cuánto es su valor?

PF: En el mercado está entre unos trescientos y cuatrocientos pesos.

PR: No, no... ¿cuánto me va a salir a mi alquilarla?

PF: El valor debería ser equivalente al valor del subte, es decir 70 centavos y se pagaría como abono con una tarjeta magnética.

PR: ¿Esto sería público? ¿Lo compraría el gobierno de la ciudad y las instalaría?

PF: Y a mí me parece que sí.

PR: ¿Siempre?

PF: Después las podría concesionar.

PR: Si es un negocio después alguien va a querer entrar.

Link de la Nota

Canal 26 - 29/30/2007






BICING

Una campaña para buscar apoyos de aquellos habitantes de la Capital...


Bicicletas

...Federal y alrededores que estén interesados en la creación de un sistema de alquiler de bicicletas fue lanzado en distintos lugares este fin de semana. La idea es que aquellos ciclistas, asociaciones civiles y vecinos de la ciudad que estén a favor de la creación de la Ley del Transporte Público de bicicletas lo dejen establecido con su firma.

La apuesta por el "Bicing", como es conocida mundialmente esta modalidad, está a cargo del diputado porteño Pablo Failde (Autonomía con Igualdad), miembro de la comisiones de Tránsito y Transporte y Ecología, quien habitualmente concurre a la Legislatura en bicicleta. La firma de petitorios se realizará en las distintas bicicleterías de la Ciudad de Buenos Aires, y los interesados pueden encontrar más información en www.bicingbsas.blogspot.com o enviando un mail a bicing.bsas@gmail.com.

Este novedoso sistema de alquiler de bicicletas servirá para movilizarse de un punto a otro de la urbe, si es que prospera un proyecto presentado en la Legislatura porteña. Esta modalidad consiste "en brindar un servicio donde los usuarios se presenten en una estación, retiren en alquiler una bicicleta, se puedan dirigir a su destino y al llegar dejen el vehículo en una estación cercana".

La idea se ha implementado con gran éxito durante los últimos años en varias ciudades europeas importantes, como Barcelona, España, donde se inició en marzo pasado y ya tiene alrededor de 80 mil clientes. "Las terminales se ubican en lugares estratégicos para la conexión entre otros transportes: cerca de estaciones de subte, tren y playas de estacionamiento públicas.

De esta manera se logra una interconexión eficaz con todo el sistema urbano de transporte", según explicó Failde en el desarrollo de los fundamentos del proyecto. Además, este sistema es una verdadera herramienta para solucionar el problema del tránsito en la Ciudad, acompañado con nuevas medidas que aseguren la compatibilidad entre el desarrollo urbanístico de la Ciudad de Buenos Aires y el uso de la bicicleta. "Diversos aspectos tales como la contaminación, la congestión, la seguridad vial, la accesibilidad, la inclusión social y el crecimiento económico podrían ser resueltos en cierta medida con esta iniciativa", indicó Failde.

27 jul. 2007

LA RAZON - 27/07/2007





Impulsan el uso de la bici en la Ciudad


Un proyecto destinado a la implementación en la Ciudad del "bicing", el sistema de transporte basado en el uso público de bicicletas, fue presentado en la Legislatura porteña. La iniciativa, del diputado Pablo Failde, de Autonomía con Igualdad, "consiste en brindar un servicio donde los usuarios se presentan en una estación, retiren en alquiler una bicicleta, se puedan dirigir a su destino y al llegar dejen el vehículo en una estación cercana". "El ''bicing'' es un sistema que comenzó a implementarse con éxito en varias ciudades europeas", dijo el legislador.

Link de la Nota

26 jul. 2007

Agencia NOVA - 26/07/2007









Buscan implementar el `Bicing´ en Buenos Aires


La iniciativa presentada en la Legislatura porteña propone crear una red de estaciones de préstamos de bicicletas. Este servicio de transporte, que permite tomar un rodado, usarlo y luego dejarlo en otra terminal, funciona con gran éxito en varias ciudades europeas.

CAPITAL FEDERAL, Julio 26 (Agencia NOVA) Un proyecto destinado a la implementación en la Ciudad de Buenos Aires del Bicing, el sistema de transporte basado en el uso público de bicicletas, fue presentado este miércoles en la Legislatura porteña.

La iniciativa, elaborada por el diputado Pablo Failde (Autonomía con Igualdad), "consiste en brindar un servicio donde los usuarios se presenten en una estación, retiren en alquiler una bicicleta, se puedan dirigir a su destino y al llegar dejen el vehículo en una estación cercana".

El legislador explicó que “el Bicing es un sistema de transporte público en bicicleta que comenzó a implementarse con gran éxito estos últimos años en varias ciudades europeas".

Vale remarcar en este sentido el caso de Barcelona, donde el servicio comenzó a brindarse hace cuatro meses. Las autoridades de esa ciudad esperaban alcanzar los 15 mil usuarios en un año, pero hasta el momento ya suman 80 mil.

El ex arista Failde aclaró que el éxito de un proyecto de este tipo estará en instalar "terminales en lugares estratégicos para la conexión con otros transportes, como estaciones de subte, tren y playas de estacionamiento públicas, para lograr una interconexión eficaz con el sistema urbano de transporte". (Agencia NOVA)


Link de la Nota

Página/12 - 26/07/2007

Jueves, 26 de Julio de 2007

Una propuesta para que la ciudad marche sobre ruedas, dos ruedas

El diputado Failde presentó un proyecto para terminales de alquiler de bicicletas. Para retirarlas habrá que contar con una tarjeta magnética. Se usarán como transporte público.

/fotos//notas/na12fo10.jpg
Las bicis se retirarán en una terminal y serán usadas sólo para trasladarse a otra terminal.

Munido de su mochila deportiva, el joven se baja del ferrocarril Belgrano, rumbo a su trabajo. En lugar de dirigirse a la boca de subte, va junto a algunos otros trabajadores hacia un largo bicicletero repleto de bicis pintadas todas iguales y provistas por el gobierno. Con su tarjeta magnética, retira una y con ella llega hasta su oficina, no sin antes devolver el rodado. Un proyecto presentado ayer en la Legislatura porteña busca que esa imagen se transforme en realidad, ya que propone implementar en la ciudad un sistema de transporte público que utilice el alquiler de bicicletas como herramienta para descongestionar los medios tradicionales.

La idea ya fue llevada a cabo con éxito en varias ciudades de Europa y plantea la bicicleta como alternativa al subte, el colectivo o el tren. La propuesta consiste “en un servicio en el que los usuarios se presentan en una estación, retiran en alquiler una bicicleta, se dirigen a su destino y al llegar dejan el vehículo en alguna estación cercana”, explica el diputado porteño (Autonomía) Pablo Failde, autor del proyecto presentado ayer.

Para su funcionamiento, se instalarían grandes estacionamientos de bicicletas, por donde los usuarios deberían pasar a buscarlas y devolverlas. Como la función del sistema es sólo que estos vehículos se utilicen como transporte para conectar distintas zonas de la ciudad sin recurrir a los medios tradicionales, el alquiler sería por un tiempo limitado, dentro del cual el ciclista debería pedalear hasta su destino, y devolver el medio. Así, esa misma bici sería utilizada por varios usuarios cada día.

Además, señala Failde, también se debería llevar a cabo “un cambio en la cultura urbana”, ya que “en el espacio público, en la calle, hay un criterio que es de agresión y que hay que desterrar, para que todos los tipos de transporte puedan circular”.

Eso sí, desde el punto de vista estructural, la iniciativa conlleva varias reformas que se suman a la instalación de las estaciones de bicicletas en lugares estratégicos, como en los alrededores de terminales de tren. Entre ellas, adaptación de la señalización en las calles, para favorecer el tráfico integrado de las bicis, construcción de bicisendas y designación de determinadas calles para uso exclusivo de ciclistas, en determinados días y horarios. “No significaría una inversión grande por parte del Estado”, estima el diputado porteño.

En el proyecto de declaración presentado por Failde se prevé que quienes quieran acceder al servicio deban retirar una tarjeta magnética, encargada de permitir el acceso a las bicis. Para hacerse con la tarjetita, los potenciales usuarios tendrían que demostrar domicilio y dejar datos personales.

Para Failde, la puesta en marcha de esta iniciativa tendría un efecto complementario sobre los ciclistas que en la actualidad circulan por la ciudad. “Estarían más protegidos, más contenidos, porque con el aumento en la cantidad de bicis en la calle se empezaría a respetar más el lugar de los ciclistas. Además, se beneficiarían de los cambios estructurales necesarios para el bicing”, se ilusiona el legislador. “Además traería una mejoría en lo ambiental”, sostiene.

Una de las ciudades donde este sistema tuvo mejor acogida fue en Barcelona, España. Allí se puso en marcha en marzo del año pasado, momento a partir del cual, con 16 años cumplidos, se puede solicitar la tarjeta de abono al bicing, que tiene una extensión de un año. Esto se ve reflejado en el promedio diario de uso: entre 12 y 15 personas utilizan diariamente cada bici.

Allí, el éxito de la iniciativa superó todas las expectativas. Sus impulsores estimaban que durante el primer año llegarían a 15 mil afiliados, pero en tres meses les llegaron las solicitudes de 80 mil personas deseosas de empezar a pedalear hacia sus lugares de trabajo o estudio. Hoy hay 1500 bicicletas en 100 estaciones.

Informe: Eugenio Martínez Ruhl.

© www.pagina12.com.ar|República Argentina|Todos los Derechos Reservados

Link de la Nota

25 jul. 2007

Ambito Financiero - 25/07/2007





Proponen crear un sistema de alquiler de bicicletas en Capital
Servirá para solucionar el caos de tránsito

Los vecinos de la ciudad de Buenos Aires podrán disfrutar de un novedoso sistema de alquiler de bicicletas para movilizarse de un punto a otro de la urbe, si es que prospera un proyecto presentado en la Legislatura porteña.

Esta modalidad, conocida mundialmente como "Bicing", consiste "en brindar un servicio donde los usuarios se presenten en una estación, retiren en alquiler una bicicleta, se puedan dirigir a su destino y al llegar dejen el vehículo en una estación cercana".

La medida fue impulsada por el diputado porteño Pablo Failde (Autonomía con Igualdad), miembro de la comisiones de Tránsito y Transporte y Ecología, quien habitualmente concurre a la Legislatura en bicicleta.

Esta idea se ha implementado con gran éxito durante los últimos años en varias ciudades importantes europeas, como Barcelona, España, donde se inició en marzo pasado y ya tiene alrededor de 80 mil clientes.

"Las terminales se ubican en lugares estratégicos para la conexión entre otros transportes: cerca de estaciones de subte, tren y playas de estacionamiento públicas. De esta manera se logra una interconexión eficaz con todo el sistema urbano de transporte", según explicó Failde en el desarrollo de los fundamentos del proyecto.

Instalar el "Bicing" implica "una nueva cultura urbana, donde los ejes centrales sean el respeto por los vecinos, la protección del medio ambiente y una mejor calidad de vida", explicaron los impulsores de la norma.

Además, este sistema es una verdadera herramienta para solucionar el problema del tránsito en la Ciudad, acompañado con nuevas medidas que aseguren la compatibilidad entre el desarrollo urbanístico de la Ciudad de Buenos Aires y el uso de la bicicleta.

En ese sentido, podrían crearse lugares de aparcamiento de bicicletas, proporcionar un acceso seguro y conveniente para las mismas con un mantenimiento y señalización adecuada de las calles, introducir criterios para favorecer el tráfico integrado de las bicicletas en los proyectos de urbanización y en la construcción de nuevas vías urbanas.

"Diversos aspectos tales como la contaminación, la congestión, la seguridad vial, la accesibilidad, la inclusión social y el crecimiento económico podrían ser resueltos en cierta medida con esta iniciativa", indicó Failde.

Link de la Nota